¿ESTÁS OFERTANDO TU PRODUCTO O SERVICIO DE LA MANERA CORRECTA?

No basta con publicitar tu producto a través de volantes o afiches, vender a todo el público que aparece no es lo adecuado. ¿Cómo sabes que ellos están interesados en lo que les ofreces?

Deja de invertir tu dinero en ese tipo de publicidad que lo único que lograrás es alejar a tu verdadero cliente.

A continuación, te diremos cómo debes ofertar tu producto o servicio de la manera correcta:

¿A quién debo venderle?

Muchas personas se han interesado por lo que les ofreces, pero algunas no sienten que es suficiente y te siguen pidiendo rebajas o te reclaman que les brindes un plus más.

¿Quieres seguir trabajando con este tipo de clientes? Imaginamos que obviamente la respuesta es No. Entonces, tienes que dejar de vender tu producto o servicio a todo el mundo. Como siempre te lo decimos:

Todas las personas NO quieren comprar lo que les ofreces.

Debes seleccionar a tu cliente ideal, esa persona que Sí está interesada en tu servicio y te compraría a ojos cerrados. ¿Realmente existe este tipo de clientes? Te diremos que sí, solo que tienes que definirlo y conocerlo muy bien:

Desde cuál es su edad, género, dónde se ubica, cuáles son sus gustos y motivaciones, hasta cuáles son sus miedos, inquietudes y qué ideales desea realizar. Además, este cliente debe reconocer que tiene un problema y que necesita una solución.

Cuando llegas a saber todo de tu cliente ideal, sabrás qué ofrecerle, cómo ayudarlo correctamente y sobre todo cómo atacar sus problemas para que se den cuentan de que tú eres el único que los puede ayudar.

El cliente siempre está dispuesto a pagar por la solución a ese problema, se sentirá aliviado y en compensación podrás trabajar tranquilo, te recomendará y pagará puntual. ¿Tú no quieres más clientes como estos?

¿Por qué debo comprarte?

Una vez que ya tienes definido tu cliente ideal, debes ayudarles a que se decidan a realizar la acción de compra.

Cuando vamos a adquirir un producto o servicio siempre optamos por el que nos brinda algo distinto a los demás. Es decir, evaluamos la propuesta de valor que nos ofrecen para tomar la decisión final.

En la propuesta de valor tienes que mostrar cómo ayudas al cliente a resolver su problema. ¿Por qué debe comprar tu producto y no el de otro negocio? Indícale al público lo que te diferencia de la competencia, dile el valor que solo TÚ le puedes dar y los demás NO.

Si no le das a conocer tu propuesta de valor, simplemente escogerá la empresa que le brinda el mismo producto o servicio, pero a un precio más bajo. ¿Y tú no quieres entrar en guerra de precios, verdad? Si lo haces, perderás el costo real de tu producto y SIEMPRE venderás a un precio que no te corresponde.

Conclusión

Para que logres repotenciar tu marca, es necesario que primero tengas claro cuál es la propuesta de valor que quieres resaltar. Muéstrale al público qué te diferencia de la competencia y así ellos se decidirán por tu empresa. Además, tienes que saber a qué público debes venderle porque no todos buscan tu producto.

Conoce bien a ese cliente ideal y plantea tu estrategia dirigida a ellos, verás cómo trabajas con clientes más satisfechos con lo que les ofreces y te pagan su valor.

1 comment

Dejanos un mensaje